RSS

Cinema Paradiso

En multitud de películas hay grandes frases que destacan por su relevancia, originalidad o por ser ingeniosas. Estas frases han causado un fuerte impacto en los espectadores, hasta el punto que algunas de ellas se han convertido en frases muy repetidas en la vida real. Algunos de las frases más famosas son:

– ¡Mi teroooooso!, Gollum, El señor de los Anillos.

– ¡Soy el rey del mundo!, Leonardo DiCaprio, Titanic.

– Sayonara baby, Arnold Schwarzenegger, Terrminator 2

– ¡Yipikayei hijo de puta!, Bruce Willis, La jungla de cristal.

– Rosebud, Orson Welles, Ciudadano Kane.

– Hasta el infinito y más allá, Buzz Lightyear , Toy story.

– Me llamo Bond. James Bond, 007

– Siempre nos quedará Paris, Humphrey Bogart, Casablanca.

– Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige buena salud, colesterol bajo y seguro dental. Elige hipoteca a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién coño eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver teleconcursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñatos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida…, Mark Renton, Trainspotting.

– Le haré una oferta que no podrá rechazar, Marlon Brando, El padrino.

Tonto es el que hace tonterías, Tom Hanks, Forrest Gump.

– A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre, Vivien Leigh, Lo que el viento se llevó.

– Usa tu fuerza joven padawan, Joda, Star Wars.

Ciudadano Kane y Cinema Paradiso tienen algunas similitudes. Una de ellas es que la infancia marca sus vidas, no ha sido todo lo buena como ellos quisieran. En Ciudadano Kane la vida de Charles Kane está marcada desde el momento en que lo separan de sus padres. Este hecho le marca para toda la vida e intenta tapar el agujero de su madre con las mujeres y con las cosas que compra con su dinero. En Cinema Paradiso, Totó también tiene una mala infancia, ya que su padre muere cuando es el un niño. Totó tiene en Alfredo el padre que le faltó en la infancia. Charles Kane añora durante toda su vida a su madre, de la que se separó durante su infancia. Totó, sin embargo, hecha en falta durante el resto de su vida a Elena, la chica de la que estaba enamorada desde su juventud.

Como forma de narrar historias o acontecimientos, el cine es un arte, y por eso se le denomina séptimo arte. La gran variedad de películas y de géneros que hay hace posible que capte la atención de todo el mundo. El cine es una gran empresa cuya principal función es el entretenimiento. Gracias a directores de la talla de Alfred Hitchcock, Martin Scorsese, Steven Spielberg, Francis Ford Coppola y Stanley Kubrick  el cine se ha convertido en una gran industria, y gracias a ellos tenemos películas como Indiana Jones, El Padrino, La naranja mecánica, El resplandor y Taxi driver.

 

Martin Scorsese en Nueva York en 2007.Francis Ford Coppola.jpg

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 11/02/2011 en Cine, Trabajos

 

Cinema Paradiso

Totó es el personaje principal de la película y se le conoce en diferentes fases de su vida. Totó vive solo con su madre y su hermana, ya que su padre murió en la guerra. Desde joven busca una figura paterna, y la encuentra en Alfredo, el proyeccionista del cine, que le enseña el oficio y lo adentra en el mundo del cine. Es un niño inteligente y con una gran imaginación. Tras salvar a Alfredo del incendio de la sala de cine se convierte en el proyeccionista. Totó tiene una aventura amorosa con Elena, que primero no se fija en él pero que acaba por enamorarse de él. Tras volver del servicio militar, es animado por Alfredo a abandonar el pueblo y continuar su vida, en la que triunfa en el mundo del cine. Tras la muerte de Alfredo vuelve al pueblo para asistir a su funeral y recuerda su vida, a Alfredo, su familia, el pueblo y a Elena.

Alfredo es el proyeccionista del cine, es el encargado de montar y proyectar las películas. Es un hombre casado y sin hijos, y muy querido en el pueblo. Ve en Totó al hijo que nunca tuvo, y tras la ayuda que este le da, le enseña como funciona el proyector. Tras el incendio en la sala del cine se queda ciego, y anima a Totó que abandone el pueblo para que pueda continuar su vida en el cine. Tras su muerte, le deja como recuerdo una cinta con las escenas de besos que había tenido que censurar de todas las películas proyectadas.

El cura es otro de los personajes importantes de la película. Al ser el sacerdote, es una persona importante en el pueblo, pero no siente una profunda vocación. Es el encargando de censurar las películas, y gracias al cine se ve su verdadera personalidad, disfruta de las cosas pequeñas y alegres, del amor y de la sensualidad. El cura quiere mucho a Totó y sabe que tiene un potencial increíble.

La madre María siempre quiso lo mejor para su hijo, y por eso quería que siguiese los pasos del cura y no del cine. Pero tras hacerse cargo el cine, acepta el trabajo de Totó. Es una persona sentimental y guarda las cosas de Totó tal y como las dejó, como se ve cuando este vuelve al funeral de Alfredo.

La hermana de Totó es un personaje que está presente pero que no tiene mucha relación con su hermano al que ve como alguien lejano.

Elena es el amor de Totó. Es la hija del banquero del pueblo. Es una chica muy guapa que al principio se hace de rogar pero que al final decide irse con Totó. Aunque su relación no fructifica ya que Elena tiene que irse siempre con su padre. Es su primer  amor y la recuerda durante el resto de su vida.

El dueño del cine es un hombre normal del pueblo al que un día le toca la lotería. Tras quemarse el cine decide poner el dinero para reconstruirlo. Siente por Totó un gran respeto y es consciente de que le necesita, por eso le protege y le cuida para que sea su proyeccionista.

El acomodador del cine es un personaje un poco cómico que se encarga de cobrar en el cine. Es muy fiel a Alfredo y más tarde a Totó. No es muy inteligente pero rebosa bondad. Tras el incendio se lamenta por no haber podido salvar a Alfredo. Tras la vuelta de Totó al pueblo lo mira orgulloso.

El burgués de la parte alta del cine representa otra parte de la sociedad, representa a la clase acomodada y culta que mira con desprecio al pueblo vulgar que se sienta en el patio de butacas. Escupe a la gente de abajo pero un día le responden y le lanzan una bolsa de basura.

En Cinema Paradiso la música ejerce una labor fundamental, acompaña a la perfección las escenas y las complementa en todo momento. Crea un ambiente que envuelve al espectador y lo mantiene en el hilo de la película.

La banda sonora de la película es una de las mejores en la historia del cine y ha hecho posible que ganara el Globo de Oro y el Oscar a la mejor película de habla no inglesa de 1989.

La generación de los besos robados fue una época marcada por la censura de las escenas consideradas eróticas. Esta censura provocaba en los espectadores una frustración, al no poder ver las escenas eróticas. Al final de la película, tras la muerte de Alfredo, este le deja a Totó un video con todas las escenas de besos censuradas.

 
Deja un comentario

Publicado por en 11/02/2011 en Cine, Trabajos

 

Cinema Paradiso

Título: Cinema Paradiso

Dirección: Giuseppe Tornatore

País: Francia, Italia

Año: 1988

Duración: 155 min.

Género: Drama, Romance, Comedia

Calificación: Apta para todos los públicos

Reparto: Antonella Attili, Enzo Cannavale, Isa Danieli, Leo Gullotta, Marco Leonardi, Pupella Maggio, Agnese Nano, Leopoldo Trieste, Salvatore Cascio, Tano Cimarosa, Nicola Di Pinto, Roberta Lena, Nino Terzo, Jacques Perrin, Philippe Noiret, Brigitte Fossey, Nellina Laganà, Turi Giuffrida, Mariella Lo Giudice, Giorgio Libassi, Beatrice Palme, Ignazio Pappalardo, Angela Leontini, Mimmo Mignemi, Margherita Mignemi, Giuseppe Pellegrino, Turi Killer, Angelo Tosto, Concetta Borpagano, Franco Catalano

Guión: Giuseppe Tornatore

Distribuidora: No disponible

Productora: Les Films Ariane, Radiotelevisione Italiana, TF1 Films Production, Cristaldifilm, Forum Picture

La sala de cine se llama Paradiso porque con este nombre representa lo que era para los habitantes del pueblo siciliano el cine, era el único pasatiempo que tenían y la única forma de entretenerse.

La película retrata la época de la posguerra en Italia, tras la segunda guerra mundial. Se corresponde con la posguerra española tras la guerra civil. Es una época marcada por la pobreza y por las malas condiciones de vida. Ante las condiciones de vida durante la posguerra el cine es el único medio que tienen para entretenerse y para abstraerse de sus problemas. Cuando el protagonista es un niño, la película se ambienta en la posguerra en un pueblecito italiano. Se puede relacionar con el hecho que en el 1989 se cumplían 50 años del final de la segunda guerra mundial y aún quedaban cicatrices en todas las familias europeas.  Por otro lado, tal y como se comenta en varias ocasiones a finales de los ochenta la industria del cine europeo estuvo en crisis a causa de la televisión y a la aparición de cadenas privadas. Este aspecto también lo podríamos relacionar en la película con el hecho de que a medida que el protagonista se va haciendo mayor la expectación de los habitantes del pueblo ante la proyección de películas va disminuyendo hasta que con la aparición de la televisión el Cinema Paradiso pierde la función que tenía de unión entre todos los personajes del pueblo.


 
Deja un comentario

Publicado por en 11/02/2011 en Cine, Trabajos

 

La música en el cine

La música es un elemento muy importante del cine, ya que complementa las imágenes que se van mostrando a medida que avanza la película.  Durante la época del cine mudo, la música constituía una gran parte de la película ya que complementaba las escenas cargadas únicamente de elementos gestuales.

En el cine moderno la música también cobra un papel importante, crea sensaciones en los espectadores y les informe acerca de lo que ocurrirá en escenas siguientes. También acompaña a las escenas y las complementa.

 
Deja un comentario

Publicado por en 02/02/2011 en Cine

 

John Barry

John Barry Prendergast nació en York (Inglaterra), en Noviembre de 1933, y murió el 30 de enero de 2011. Desde su infancia, su vida estará marcada por el cine, ya que su padre poseía la cadena de cines de su ciudad. El joven Barry se convirtió así en proyeccionista, tomando contacto con la magia del Séptimo Arte.

John Barry es mundialmente conocido por producir la banda sonora de películas como James Bond, King Kong, The Cottom Club o La jauría humana.

En 1960, John Barry realizó su primer trabajo en el cine: “Beat Girl”. Es una obra predominantemente jazz, con la voz de Adam Faith, cantante de gran popularidad en aquella época. Barry había trabajado con Faith, cosechando un grandioso éxito. Otra obra precede a su entrada en la serie Bond: “Hasta el último aliento”.
A lo largo de los 60 colaboró con el director Bryan Forbes, para el que compone seis importantes obras, pero fue “Zulú” su primera partitura redonda, la que brilló con luz propia. El maestro demostró su solidez como músico para James Bond con “Desde Rusia con Amor”, y logra desbancar a los Beatles con la venta de su canción para “Goldfinger”.

Barry compaginó el cine con obras para televisión, como la serie “Vendetta”, documentales sobre ciudades, o “Los Persuasores”, de cuyo tema principal se llegó a decir que era el mejor tema jamás escrito para la televisión.
La formación “The John Barry Seven” ya se había disuelto y Barry completó los 60 con grandiosas y ya maduras obras, obteniendo varios oscars y terminando la década con la que quizás sea su obra maestra absoluta: “El León en Invierno”.

Aunque el maestro se comienza a desvincular de la serie Bond, esta década arroja grandes obras, incluyendo un musical llamado “Billy”.
La aportación de Barry al género histórico fue sobresaliente (“El Último Valle”, “María, Reina de Escocia”) aunque también aportó grandes bandas sonoras a géneros diversos, como el espacial (“Abismo Negro”, “Choque de Galaxias”), incluso al western (“Monte Walsh”) o la aventura (“King Kong”, “Robin y Marian”). Pero también el género televisivo recibe muy sobresalientes partituras del maestro.
Mención especial merece “Moonraker” como vuelta a la serie Bond por la puerta grande tras deficientes trabajos de Martin, Hamlish o Conti.

En los años 80 compuso una de sus obras capitales y uno de los hitos románticos de la historia de la música de cine: “En Algún Lugar del Tiempo”.
El compositor probó suerte y lo hace con éxito en géneros vários, con obras maravillosas aún con problemas de disponibilidad discográfica (“¡Rescaten al Titanic!”, “Frances”…).
En el terreno Bond, el autor se despidió de la serie con esas maravillosas composiciones que hoy se echan en falta en las películas del agente secreto. Los scores para “Panorama para Matar”, “Octopussy” y “007 Alta Tensión” confirmaron una vez más que Barry era el único músico ideal para la serie.
En estos años, “Memorias de África” significa un nuevo reconocimiento de la Academia a un genio que entraría en una crisis personal que por poco le cuesta la vida.

 
Deja un comentario

Publicado por en 02/02/2011 en Cine, Personajes

 

La evolución de la comunicación

El ser humano es un animal social que desde la antigüedad se ha comunicado con los demás. La comunicación humana surgió en el momento en que nuestros ancestros en su lucha por la supervivencia y en respuesta a sus instintos se vieron obligados a transmitir a quienes les rodeaban, sus impresiones, sentimientos, emociones. Para ello se valieron de la mímica, de los gritos y las interjecciones, lo que constituyó un lenguaje biológico.

Posteriormente surgió el lenguaje hablado y las manifestaciones pictóricas. Aparecen las pinturas rupestres, los jeroglíficos; pudiendo así el hombre, por primera vez expresar su pensamiento de un modo gráfico. El pensamiento humano ha evolucionado tornándose cada vez más complejo y ecléptico, acorde a este y como representación del mismo su expresión gráfica ha sufrido una evolución similar. Hemos pasado de las primeras figuras simples  y esquemáticas que reproducían la realidad más cercana de sus artífices a las complejas composiciones de hoy.

Los antropólogos opinan que el hombre prehistórico entró en la era del habla y del lenguaje alrededor de 40.000 años atrás. Para el hombre Cromagnon el lenguaje ya era de uso común. Hace 5.000 años se produjo la transformación hacia la era de la escritura, la que se constituyó en una progresiva herramienta del progreso humano. Llegar a la escritura significó pasar antes por las representaciones pictográficas que reflejaban ideas hasta la utilización de letras que significaran sonidos específicos.

Otro de los mayores logros humanos a favor de la comunicación se produjo en el siglo XV con la aparición de la imprenta de tipo móviles  que reemplazó a los manuscritos. La idea fue concebida por un orfebre, Johann Gutemberg, quien después de muchas pruebas  descubrió un sistema único para hacer los caracteres de imprenta. El nacimiento del libro amplió las posibilidades de la comunicación y la difusión de la lectura  y de la escritura.

 

 

 

 

 

 

 

 

En el siglo XIX se desarrollaron los primeros medios de comunicación  instantánea: el telégrafo por cable (Samuel Morse en 1844) y el telégrafo sin hilos (Guillermo Marconi en 1895). En 1876 el ingeniero Alexander Graham Bell inventó el teléfono, aparato que sirvió para comunicarse a grandes distancias.

El cine fue inventado en 1895  en Francia, por Conisy Auguste Lumiere, y ya en 1897 Eugenio Py produjo en nuestro país la primera filmación local, se trataba de una breve película cuyo tema era la bandera Nacional. A las primeras versiones de cine “mudo”, se sumaron en las décadas de 1920 y 1930 el cine sonoro, los filmes en color (popularizados luego de la Segunda Guerra Mundial), el cinema Scope y otras técnicas. Su impacto sobre la sociedad fue notable.

La primera década del siglo XX aportó muchos perfeccionamientos técnicos, los equipos de radio se hicieron más livianos y poco a poco, la radiotelefonía se generalizó, sobre todo después de la primera Guerra Mundial. La primera transmisión radial Argentina tuvo lugar en 1920. En 1929, J. Boird basándose en experimentos anteriores consiguió la primera transmisión televisiva, con una imagen muy poco definida. Diversas modificaciones técnicas las fueron perfeccionando y poco después se ponían en marcha las primeras emisiones públicas. El nuevo medio fue paulatinamente incorporado a los hogares y en el período inicial, tener un televisor era para las familias un símbolo de status.

La televisión se generaliza a partir de la Segunda Guerra Mundial; en nuestro país el primer canal emisor se inauguró en 1961 Al iniciarse la década del ´80 existían en nuestro país 155 emisoras y repetidoras de radio y 39 canales de emisores de televisión a los que se sumaban, a su vez, más de 90 repetidoras.

En 1994 se calculaba que funcionaban en nuestro país, más de 3300 emisoras de radio y 1200 de televisión. Estas cifras comprenden desde las emisoras oficialmente reconocidas hasta las radios de escaso alcance; desde los canales televisivos abiertos o de cable hasta las simples estaciones repetidoras.

 
 

Los medios de comunicación de masas

Los medios de comunicación masivos o de masas son los medios de comunicación  recibidos simultáneamente por una gran audiencia , equivalente al concepto sociológico de masas o al concepto comunicativo de público. De entre ellos destacan la televisión, la prensa, Internet y la radio.

La finalidad de estos medios de comunicación es, según la fórmula acuñada específicamente para la televisión , formar, informar y entretener al público que tiene acceso a ellos. Atendiendo a los intereses que defienden, buscan el beneficio económico del empresario o grupo empresarial que los dirige, habitualmente concentrado en grandes grupos de comunicación multimedia, como globlomedia o mediapro , e influir en su público ideológicamente  y mediante la publicidad. Los medios de comunicación masivos influyen sobre las personas, modificando sus modeles de vida, sus elecciones, sus costumbres, el consumo y la opinión pública.

Estos medios permiten a una gran cantidad de personas acceder a sus contenidos. Así se ha contribuido a la globalización, dejando al mundo como una aldea global sin fronteras.

Pero la libertad de expresión en los medios de comunicación no siempre se cumple, ya que los propios medios son los que escogen que es noticia y que no lo es. También los más poderosos ejercen un control sobre la información ya que deciden en gran parte lo que se puede contar a los espectadores. Esto conlleva que solo se conocen las verdades que convienen a los poderosos, una noticia en contra de algún medio de comunicación o una persona de gran talante, no siempre se conoce, ya que hay un cierto control acerca de lo publicado. Esto perjudica siempre al pobre, ya que los medios manipulan contando lo que les interesa.

Los medios de comunicación se basan en la audiencia. Para ellos es muy importante y llega a decidir la programación de una cadena.

El comportamiento de la audiencia está condicionado por el medio. En el caso del cine nos encontramos con un espectador selectivo, ya que la elección que lleva a cabo implica un desembolso económico, un desplazamiento y el abanico de programación está más restringido que el televisivo. También influyen factores ajenos al espectador, como el aforo de la sala, horarios, fechas de exhibición, etc. En lo que respecta a la televisión, se trata de un espectador más heterogéneo, ya que es un medio doméstico y gratuito, por lo tanto, de acceso fácil y cómodo. Este tipo de audiencia es menos selectiva que la del cine, porque busca en la televisión básicamente el entretenimiento.

Tomando en cuenta la heterogeneidad de las audiencias televisivas, la nueva tendencia de las cadenas consiste en estratificar al público para atraer a las minorías a unos programas especializados, como ya se dio el caso en la industria periodística, cinematográfica y musical.

La mala audiencia es una de las principales causas del retiro de un programa o serie. Esto demuestra lo importante que es la audiencia para una cadena, y el declive de la televisión en la que predominan los realitys y los programas sensacionalistas que mediante el morbo consiguen ganar audiencia.

 
Deja un comentario

Publicado por en 22/01/2011 en Comunicación